Un puerto próspero con una comunidad llena de carestías, Buenaventura: ciudad de paradojas

1

Desde el 16 de mayo del presente año en el Distrito de Buenaventura comenzó un paro cívico indefinido con el lema: “para vivir con dignidad y paz en el territorio”. Una de las motivaciones sustentadas por los líderes del paro, está en el gran desarrollo portuario y los recaudos que le genera la aduana de Buenaventura al estado colombiano, aproximadamente 5.47 billones al año, cifra que entra en contraste con el nivel de pobreza de la población evidenciados en la imagen anterior cuya fuente es el Departamento Nacional de Planeación – DNP.

2

La imagen anterior muestra la importancia de Buenaventura para la dinámica del comercio exterior colombiano. Además, la ciudad – puerto es eje estratégico para la competitividad del país con muchas oportunidades y potencialidades aún por desarrollar.

¿Qué es lo que pide el Comité del Paro al Gobierno Nacional?

El Comité del Paro Cívico le ha presentado al Gobierno Nacional lo que han denominado: Pliego de Soluciones Estructurales, pidiendo como punto de partida que se declare la emergencia económica, social y ecológica, contemplada en el artículo 215 de la Constitución Política de Colombia para atender de forma más rápida y con mayor destinación de recursos del estado los siguientes temas:

Agua potable las 24 horas con servicios públicos eficientes; un hospital de tercer nivel que llegue a ser una ciudadela hospitalaria para el Pacífico; educación de calidad y plena cobertura; derecho al territorio con vivienda digna; generación de empleo digno en todos los sectores; atención a víctimas de la violencia y desplazamiento forzoso; espacios de recreación, cultura y deporte; y cuidado de las diversas riquezas naturales.

Varios de los problemas estructurales de Buenaventura parecen ser los mismos de hace casi un siglo (falta de agua potable, cobertura de salud y educación, altos índices de desempleo y la espera del asentamiento de la industria que inserte a Buenaventura en la cadena de valor internacional)

Por lo anterior, nace una gran inquietud: ¿Hasta cuándo lograrán coexistir en el mismo espacio geográfico el crecimiento portuario, con las mayores inversiones del país en los últimos años, junto a una sociedad que enfrenta diversas necesidades básicas insatisfechas? De aquí la urgencia de que el Gobierno Nacional atienda de manera efectiva las solicitudes de la comunidad Bonaverense.

POSICIÓN DEL GOBIERNO NACIONAL

El gobierno nacional a través del Viceministro del Interior, Dr. Guillermo Rivera, considera que la Corte Constitucional puede declarar como inexequible la emergencia y ofrece como alternativa otros mecanismos:

  • Adicionar al patrimonio autónomo del plan Todos Somos Pazcífico una subcuenta especial para Buenaventura que permita atender las solicitudes que sean priorizadas en el gobierno y los líderes del paro cívico.
  • El instrumento que proporciona la Ley 1819 de 2016 en cuanto a la reglamentación Las Zonas Más Afectadas por el Conflicto – ZOMAC, las cuales estarán constituidas por el conjunto de municipios que sean considerados como más afectados por el conflicto y que para tal efecto serían definidos por el Ministerio de Hacienda, el Departamento Nacional de Planeación y la Agencia de Renovación del Territorio, dentro de la cual estaría incluido Buenaventura, por la alta afectación que ha sufrido por el conflicto armado.

SECTORES ECONÓMICOS Y TIPOS DE PRODUCTOS MÁS AFECTADOS

Es de resaltar, que por el Puerto de Buenaventura se mueve la mayoría de los cereales que se importan, así como un gran número de exportaciones de café y azúcar.

3

La cantidad de carga represada en el Puerto de Buenaventura desde el 16 al 31 de mayo del presente año asciende a 346.000 toneladas. Debido a una disminución del 90% en el flujo normal de tractocamiones que entran y salen del puerto.

PÉRDIDAS ECONÓMICAS

En términos generales, sumadas las pérdidas de las terminales portuarias y del comercio en general, transcurridos 16 días del paro cívico, éstas superan los $112.000 millones de pesos, aproximadamente $7.000 millones diarios de pérdidas.

ALGUNOS RETOS A AFRONTAR:

  • En cuanto a la actividad portuaria, para normalizar el tráfico normal de mercancías tomaría unos 20 días con el adecuado “plan de contingencia” que garantice la circulación de carga represada en las distintas terminales portuarias.
  • El represamiento de materias primas en el puerto ya está comenzando a afectar los precios de la canasta familiar.
  • La determinación de la población, el compromiso y apoyo del Gobierno Nacional y local y el trabajo en equipo, serán fundamentales para la reactivación económica de la ciudad.
John Jairo Arango Vásquez

Leave a reply

Artículo Recomendado