Empresas locales frente a gigantes globales

En la actualidad nuestras empresas locales han encontrado un enorme reto y es el de competir con entidades globales las cuales se están apoderando paulatinamente de nuestros mercados. Al Igual que en el relato bíblico, esperamos contar con el arma adecuada para enfrentar y vencer a los gigantes globales que con grandes recursos pretenden entrar en nuestras economías. La pregunta es, ¿Tienen las empresas locales alguna opción para sobrevivir?

Pues bien, el panorama para las empresas locales que cuentan con menos recursos y capacidades no es catastrófico, aunque si se requiere del planteamiento estratégico correcto para enfrentar a los gigantes globales. Para conseguir este propósito sólo basta con estar atentos a lo que sucede en sus entornos para detectar los elementos que les contribuirán en su fortalecimiento, sacando provecho de la ventaja natural que poseen, como es el conocimiento del mercado que les brinda la experiencia.

Una alternativa posible es fortalecer los mecanismos que les permitan una mayor comprensión de las necesidades y preferencias de sus clientes. Esto supone la creación de productos o servicios con altos niveles de personalización, con alto valor agregado, enfocándose en los clientes con gustos locales con necesidades específicas; para dejar a un lado los que prefieren marcas globales con fuertes niveles de estandarización.

Las empresas internacionales pese a su extenso repertorio de recursos, encuentran dificultades para ingresar a mercados emergentes gracias las deficiencias existentes en las redes de distribución. Las empresas locales conscientes de esto, deben adaptar su modelo de negocio para contrarrestar estas deficiencias buscando canales o redes alternas para lograr la presencia permanente de su producto o servicio en el mercado local.

Las adquisiciones, fusiones o alianzas también hacen parte del arsenal de las empresas locales en mercados emergentes. En este caso se trata de actuar con velocidad y en este sentido las empresas locales llevan una ventaja mayor. Esta estrategia debe conducir a las empresas locales a generar economías de escala y mejorar sus capacidades competitivas frente a las empresas internacionales. Incluso, esta acción es la propicia si la empresa busca afianzarse en el mercado nacional y a futuro tener presencia internacional.

A partir del momento en el que las empresas locales logren incrementar y fortalecer sus capacidades competitivas; podrán entonces, si así lo deciden, transferir su experiencia a mercados internacionales siendo capaces de competir a escala mundial y convertirse en un gigante global emergente.

Un factor clave es que la empresa local debe entender que cuando se recurre a una estrategia basada en el precio, se debe considerar una disminución en el margen de utilidad. Esto sólo se puede lograr al reducir los costos con la eficiencia que poseen las grandes empresas internacionales. Es decir, que esta opción pondría a las empresas locales a competir en el campo donde los gigantes son más fuertes, cuando lo que deberían hacer es enfocar sus capacidades en segmentos o nichos del mercado que prefieran productos o servicios especializados.

Utilizar una de estas estrategias depende en esencia de la industria y las condiciones en las que se desempeña la empresa local. Lo que no se debe desconocer es que el idioma, la cultura local, el entorno laboral y otras fuerzas importantes para el desarrollo de los negocios, favorecen a la empresa local debido a su experiencia en el mercado. Por lo tanto, se debe ser como David para encontrar la piedra adecuada en el rio de las oportunidades, dejar los temores atrás y atreverse a enfrentar los gigantes.

Oscar Fernando García Saavedra

3 comments

Leave a reply